¿Necesitas financiación para tu proyecto? Prueba el Crowdfunding

27/11/2017 Emprendiendo

¿Tienes una idea brillante que quieres desarrollar, pero no sabes cómo financiarla sin endeudarte? Este es un problema con el que se encuentran muchos emprendedores, por ello desde MÁS MÉTODO queremos hablaros de una de las nuevas formas de financiación; el Crowdfunding, a la cuál podrás acceder usando, como no, Internet.

Hasta hace poco tiempo cualquier emprendedor que quería sacar su proyecto adelante, y no contaba con la financiación necesaria para hacerlo, tenía muy pocas posibilidades: pedir una subvención, un crédito bancario, contar con la ayuda de familiares y amigos… Sin embargo, en la era de Internet las alternativas se han ampliado considerablemente, abriendo las puertas a nuevas formas de financiación, en próximos post os hablaremos de alguna más, pero hoy toca saber en que consiste el Crowdfunding.

El Crowdfunding, o en su traducción “financiación colectiva” o “micromecenazgo”, es un sistema de colaboración muy sencillo que permite a cualquier emprendedor con un proyecto reunir una suma de dinero considerable entre varios colaboradores para apoyar una iniciativa determinada. A cambio de su participación en el proyecto, los cofinanciadores (así se suele llamar a las personas que prestan su apoyo al proyecto), reciben recompensas no monetarias, como puede ser la precompra de productos o servicios a precios inferiores al de mercado.

Pero, ¿cómo empezar? Pues este método, como ya os contamos, funciona a través de la publicación del proyecto en una o varias plataformas digitales (hay muchas haz una búsqueda y verás), y deberás indicar la cantidad de dinero que necesitas para ponerlo en marcha. Esta es una de las partes más importantes, ya que alcanzar la cifra que propongas determinará el éxito de conseguir la financiación, y por supuesto ha de ser suficiente para llevar a cabo el proyecto y poder producir la recompensa de los cofinanciadores. Esto es imprescindible tenerlo claro, ya que cuando publiques tu proyecto tendrás que publicar también el plan de recompensas que se ofrecerá a cada inversor según la cantidad de dinero que aporte al proyecto. Después de esto te queda esperar a ver si tu proyecto interesa a tantas personas como crees…

…Y rápido! Porque tienes un plazo limitado de tiempo para recaudar la financiación. En caso de llegar al total solicitado, en ese tiempo, el proyecto se pondrá en marcha y como creador deberás entregar las recompensas a los cofinanciadores en el plazo que hayas pactado.

Lo más importante que debes saber es que el dinero recaudado no se cobrará hasta la finalización del plazo temporal, por lo cual si no se llegas a recaudar el 100% de financiación, no obtendrás nada, y los cofinanciadores que se hayan apuntado no perderán su dinero. Por está razón también se le conoce como el modelo “del todo o nada”.

Como ves, financiar ideas mediante Crowdfunding tiene ventajas que van más allá del dinero que se recaude, ya que podrás medir el posible éxito de tu idea, teniendo en cuenta la disposición de los cofinanciadores a la hora de aportar financiación o no para la implantación de tu idea.

En MÁS MÉTODO somos de los que opinamos que lo difícil a la hora de emprender es tener una buena idea, si la tienes conseguir la financiación es cuestión de trabajo y búsqueda activa. Así que, si crees que la tienes… adelante con ella!

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+